martes, enero 04, 2011

529-

El concepto:
Hoy he me han certificado algo que ya sabía: soy un bicho raro. Me voy a explicar, he renunciado a suscribirme a una revista artística a cambio publicaban a lo largo del año varios de mis trabajos incluidos curriculum, menciones, etc. Obviamente este ofrecimiento viene precedido de un “sólo se hace a artistas que merece la pena promocionar”.
Los que me conocéis sabéis sobradamente cuál es mi idea sobre esto llamado arte:
  • Soy 2.0 actualmente sólo expongo y publico en el blog, abierto 24 horas al día 365 días al año.
  • No he registrado dominio ni de momento lo haré.
  • No recorro las obras sociales de bancos y cajas de ahorros buscando espacio para exponer,
  • no visito galerías con el mismo fin,
  • de lo que se puede deducir que me importan poco los cauces tradicionales de difusión artística.
  • No me presento a concursos ni a los que me invitan.
  • No busco muchas visitas para el blog comentando en otros para que me conozcan, a algunos/as esto no le ha gustado habiendo reaccionado quitándome de su lista de enlaces y dejando de venir.
  • No titulo las entradas para no aparecer en los buscadores cuando alguien intente localizar información concreta.
  • Hasta ahora he rechazado un buen número de ofertas publicitarias y colaboraciones en torno al blog con diferentes compañías.
  • Estoy al día viendo el trabajo y la información que aportan otras personas en webs y blogs.
  • Por orden estos son los países de los que proviene el mayor número de personas que visitan el blog: España, Estados Unidos, Alemania, Corea del Sur, Argentina, Reino Unido, Rusia, Francia y Portugal. De lo que es fácil deducir que no sólo se interesa por mis imágenes mi familia.
Después de todo lo dicho alguien cree que me importa que me publiquen o no, tampoco me importa que me digan que soy un caso excepcional, pues todos los artistas quieren ver publicadas sus obras, tampoco me importa que me digan que con ese planteamiento mi obra sólo la conocerán mi madre y no sé quien más, tampoco me importa que me digan...

Lástima. En el arte esté pasando lo mismo que en otros muchos productos no se adaptan a los cambios producidos en nuestro mundo, tampoco se están preparando para los venideros. Pretenden mantener su negocio con formas y medios de años atrás. Todo lo que no entra en sus parámetros es desconocido y dese luego raro.

Evidente soy un bicho raro.
El concepto es el concepto.

Publicar un comentario en la entrada