martes, noviembre 04, 2008

230- Cuarta Excepción
El otro día paseando por La Acequia encontré una foto de un corazón que Pedro había fotografiado en Barcelona, esbocé una sonrisa y le deje un comentario en el que le decía que yo también fotografié un corazón allí, mientras me miraban como a un marciano igual que a él. Aseguré que lo publicaría en breve y aquí está cumpliendo mi palabra. Así es la vida nos seguimos persiguiendo.


Publicar un comentario