domingo, abril 26, 2009

273-La cobardía de capturar una imagen, salvaguardadas por un púdico velo de hierros que protegen al objetivo de esas miradas, no impediría que la distancia fuera tan corta que no habría escapatoria para ellas. Era yo quien miraba; y era yo quien decidía cual sería mi próxima pose, mientras mi espejo me decía que todo daba igual, que nada era lo que parecía, y que sus fotos jamás descubrirían mis sentimientos. Sus brazos desnudos buscaban engancharse a aquel martirio de mirar sin ver, y sin ser vistas, o todo lo contrario.

Mientras, la vida transcurría tan despacio como el tiempo de los planetas, petrificado en el universo de los vacíos salvajes del silencio.

Feliz aniversario Sr. Carreras

© TEXTO: Manuel Iglesias

Entrada conmemorativa del III Aniversario del blog: 26-04-06 / 26-04-09
Publicar un comentario en la entrada